La Rebelión

La Rebelión

Lee atentamente el siguiente relato:           La Rebelión Virgilio Díaz Grullón ¿Por qué no te casas, tía Julia? – – Porque nadie ha querido casarse conmigo, Pedrito.– Ella estaba sentada en la mecedora que impulsaba suavemente, tratando de adormecer al niño recostado en sus rodillas. – Yo me casaría contigo –, dijo él, – pero soy muy chiquito, ¿verdad?– La mujer sonrió con dulzura y le acarició el pelo mientras respondía: – Sí. Ahora estás muy chiquito; pero cuando crezcas, tal vez… – Creceré pronto, tía Julia, y entonces nos casaremos – Sí, mi hijito, y seremos muy felices los dos, como en los cuentos. Pero ahora duérmete, que ya es tarde y mañana tendrás que madrugar. – Bajó con...

Leer Más

El Norte lucha con el Sur

El Norte lucha con el Sur

Lee atentamente el siguiente relato:           El Norte lucha con el Sur Leyenda fueguina Arnoldo Canclini (Adaptación) Kreikut, el Sur, siempre sintió celos de Kamuk, el Norte, y quería ir a su haruwen. Pero Kamuk era muy poderoso y era voz corriente que muchos habían tratado de vencerlo, sin tener éxito. Taremkelas, el padre de Kreikut, quería convencerlo de que no lo hiciera, pero él insistía con que viajaría allá. Un día explicó la razón: Kamuk tenía una hija extraordinariamente hermosa que se llamaba Waukelnama, y se había enamorado de ella, aunque no lo decía a nadie. Uno de sus motivos era que se había enterado de que la bella tenía otro pretendiente. Se trataba de Sinu, el Sudeste, que muchas veces se había...

Leer Más

Dafne y Apolo

Dafne y Apolo

Lee atentamente el siguiente relato:         Dafne y Apolo Cierta vez, estaba Apolo disparando sus flechas y logró dar muerte a una gran serpiente venenosa. Aunque varios de sus tiros erraron el blanco, pues el ofidio se movía velozmente, logró matarla. Cuando se acercó a su presa, descubrió entre el follaje un resplandor dorado: era Eros, el dios del amor. Eros, hijo de Afrodita, es un niño con alas de oro que atraviesa con sus flechas el corazón de los hombres y de los dioses para inspirarles el amor. Al ver las flechas de Apolo se había acercado curioso y, habiendo tomado una, jugaba con ella simulando dispararla con su pequeño arco. Molesto, el dios Apolo lo increpó: − ¡Deja esa flecha, Eros! Es un arma demasiado poderosa para...

Leer Más

La Tierra se examina

La Tierra se examina

Lee atentamente el siguiente relato:         La Tierra se examina José Antonio del Cañizo La O.G.U., Organización de Galaxias Unidas, celebraba una asamblea general. Su presidente abrió la sesión. – Señores representantes de todos los planetas habitados, se debatirá la admisión del planeta llamado Tierra, del Sistema Solar de la Vía Láctea, que ha solicitado pertenecer a la OGU. La señora representante de la Tierra tiene la palabra. Todos los asistentes a la asamblea aplaudieron un poco cuando la representante de la Tierra subió el estrado. Miles de seres extrañísimos la miraban. La mujer habló de las cosas buenas de la Tierra: la cultura, el arte, la ciencia, la música… Luego el presidente ordenó: – Pasemos a...

Leer Más