Revolución

Revolución

Lee atentamente el siguiente relato:         Revolución Slawomir Mrozek En mi habitación la cama estaba aquí, el armario allá y en medio la mesa. Hasta que esto me aburrió. Puse entonces la cama allá y el armario aquí. Durante un tiempo me sentí animado por la novedad. Pero el aburrimiento acabó por volver. Llegué a la conclusión de que el origen del aburrimiento era la mesa, o mejor dicho, su situación central e inmutable. Trasladé la mesa allá y la cama en medio. El resultado fue inconformista. La novedad volvió a animarme, y mientras duró me conformé con la incomodidad inconformista que había causado. Pues sucedió que no podía dormir con la cara vuelta a la pared, lo que siempre había sido mi posición preferida. Pero al...

Leer Más

La Vengadora

La Vengadora

Lee atentamente el siguiente relato:         La Vengadora Franco Vaccarini Apenas hice correr la voz de que necesitaba alquilar casa, una señora me llamo por teléfono y me ofreció un departamento a buen precio. No tardé en mudarme, feliz de mi buena suerte. La propietaria me había dejado una botella de vino en la mesa; un gesto hospitalario. Invite a Nancy, Francisco y Ana a brindar, todos detectives policiales, como yo. -Emilio, te voy a hacer un origami para que tengas el primer adorno…-dijo Nancy, fanática de ese arte oriental. -Yo no sé hacer origami, pero te traje queso- aclaró Francisco. Ana, siempre parca, se limitó a estudiar la etiqueta y me dijo: -Bodegas Calván. Me suena… Poco sé de vinos y bodegas, y sus palabras...

Leer Más

Producción de un cuento Fantástico

Producción de un cuento Fantástico

A continuación, lee el siguiente fragmento del relato de Enrique Anderson Imbert.         …………………………………. Jacobo, el niño tonto, solía subirse a la azotea y espiar la vida de los vecinos. Una noche de verano, el farmacéutico y su señora estaban en el patio, bebiendo un refresco y comiendo una torta, cuando oyeron que el niño andaba por la azotea. -¡Chist! –cuchicheó el farmacéutico a su mujer-. Ahí está otra vez el tonto. No mires. Debe estar espiándonos. Le voy a dar una lección. Sígueme la conversación como si nada. Entonces, alzando la voz, dijo: -¡Esta torta está sabrosísima! Tendrás que guardarla cuando entremos: no sea que alguien se la...

Leer Más