Marinero náufrago

Marinero náufrago

Lee con atención el siguiente texto y luego resuelve las consignas.         El marinero náufrago Enrique Andersen Imbert Compuesto, según algunos egiptólogos, entre 2135 y 2040 a.C.    Un importante funcionario de la corte vuelve después de una expedición, con sentimientos de fracaso y de temor ante posibles castigos. Al verlo tan deprimido, un servidor quiere animarlo contándole una aventura personal que probará que los desastres suelen ser compensados con dichas. Ésta es la aventura, en el Mar Rojo: Ha zarpado en un barco, junto con otros ciento veinte hombres, de los mejores de Egipto, y en una tormenta el barco se hunde y los ciento veinte hombres se ahogan. Él, asido a una tabla, arriba a una isla desierta. Durante tres días...

Leer Más

La carretera (Fragmento)

La carretera (Fragmento)

Lee atentamente el siguiente relato:         La carretera Ray Bradbury La lluvia fresca de la tarde había caído sobre el valle, humedeciendo el maíz en los sembrados de las laderas, golpeando suavemente el techo de paja de la choza. La mujer no dejaba de moverse en la lluviosa oscuridad, guardando unas espigas entre las rocas de lava. En esa sombra húmeda, en alguna parte, lloraba un niño. Hernando esperaba que cesara la lluvia, para volver al campo con su arado de rejas de madera. En el fondo del valle hervía el río, espeso y oscuro. La carretera de hormigón —otro río— yacía inmóvil, brillante, vacía. Ningún auto había pasado en esa última hora. Era, en verdad, algo muy raro. Durante años no había transcurrido una hora sin...

Leer Más

El colectivo fantasma

El colectivo fantasma

Lee atentamente el siguiente relato:         El colectivo fantasma Ricardo Mariño El más fastidioso de los muertos se llamaba Tomás Bondi. Frecuentemente el encargado del cementerio encontraba tierra removida junto a la tumba de Tomás y advertía que la lápida de mármol, donde decía “Tomás Bondi (1939-2004) Premio Volante de Oro al mejor colectivero”, estaba corrida un metro o dos. El finado Tomás Bondi extrañaba a su colectivo. A diferencia de los demás muertos a quienes a lo sumo se les daba por aullar o salir a dar una vuelta convertidos en fantasmas, él necesitaba manejar un poco su colectivo. Salía de la tumba, pasaba ante el encargado del cementerio, que no lo veía porque los fantasmas son invisibles, y caminaba...

Leer Más