Génesis, 2

Génesis, 2

Lee atentamente el siguiente relato:         Génesis, 2 Marco Denevi Imaginad que un día estalla una guerra atómica. Los hombres y las ciudades desaparecen. Toda la tierra es como un vasto desierto calcinado. Pero imaginad también que en cierta región sobreviva un niño, hijo de un jerarca de la civilización recién extinguida. El niño se alimenta de raíces y duerme en una caverna. Durante mucho tiempo, aturdido por el horror de la catástrofe, sólo sabe llorar y clamar por su padre. Después sus recuerdos se oscurecen, se disgregan, se vuelven arbitrarios y cambiantes como un sueño. Su terror se transforma en un vago miedo. A ratos recuerda, con indecible nostalgia, el mundo ordenado y abrigado donde su padre le sonreía o lo...

Leer Más

El dragón

El dragón

Lee atentamente el siguiente relato:         El dragón Ray Bradbury La noche soplaba en el pasto escaso del páramo. No había ningún otro movimiento. Desde hacía años, en el casco del cielo, inmenso y tenebroso, no volaba ningún pájaro. Tiempo atrás, se habían desmoronado algunos pedruscos convirtiéndose en polvo. Ahora, sólo la noche temblaba en el alma de los dos hombres, encorvados en el desierto, junto a la hoguera solitaria; la oscuridad les latía calladamente en las venas, les golpeaba silenciosamente en las muñecas y en las sienes. Las luces del fuego subían y bajaban por los rostros despavoridos y se volcaban en los ojos como jirones anaranjados. Cada uno de los hombres espiaba la respiración débil y fría y los...

Leer Más

La Tierra se examina

La Tierra se examina

Lee atentamente el siguiente relato:         La Tierra se examina José Antonio del Cañizo La O.G.U., Organización de Galaxias Unidas, celebraba una asamblea general. Su presidente abrió la sesión. – Señores representantes de todos los planetas habitados, se debatirá la admisión del planeta llamado Tierra, del Sistema Solar de la Vía Láctea, que ha solicitado pertenecer a la OGU. La señora representante de la Tierra tiene la palabra. Todos los asistentes a la asamblea aplaudieron un poco cuando la representante de la Tierra subió el estrado. Miles de seres extrañísimos la miraban. La mujer habló de las cosas buenas de la Tierra: la cultura, el arte, la ciencia, la música… Luego el presidente ordenó: – Pasemos a...

Leer Más