El diablo en Capibara-Cué

El diablo en Capibara-Cué

Lee atentamente el siguiente relato:         El diablo en Capibara-Cué Velmiro Ayala Gauna Si en Verona fue famoso el antagonismo entre Montescos y Capuletos, en Capibara-Cué no lo era menos la enemistad que separaba a los Echebarne de los Teixeira, aunque, para decir verdad, era solamente entre los respectivos jefes de familia que impusieron a sus miembros las consecuencias de su rencor. El asunto se originó cuando durante una de las fiestas patronales cuando ambos, un poco «alegres», se desafiaron a una pulseada y don Tomás, «El Vasco», consiguió vencer a don Casimiro, «El Gallego», victoria que el segundo se negó a reconocer alegando que su adversario «había dado el envión antes de la señal del comienzo». -Estos...

Leer más

Los tres estudiantes

Los tres estudiantes

Lee atentamente el siguiente relato:         Los tres estudiantes Arthur Conan Doyle En el año 1886, a causa de ciertas circunstancias que no creo necesario relatar, Oboti y yo pasamos unas semanas en cierta capital donde existe una famosa universidad. Aunque estoy autorizado a narrar la extraña aventura que protagonizamos allí, lo haré con el mayor cuidado, porque provocaríamos un gran escándalo si llegara a saberse quiénes intervinieron en este asunto. Este riesgo me hubiera mantenido en total silencio, si no fuera porque en esta ocasión, más que en ninguna otra, mi héroe demostró su ingenio y sus maravillosas cualidades de observador. Hechas estas aclaraciones, comenzaré la narración, con la seguridad de que bajo los nombres falsos a los que recurro, será...

Leer más

La Vengadora

La Vengadora

Lee atentamente el siguiente relato:         La Vengadora Franco Vaccarini Apenas hice correr la voz de que necesitaba alquilar casa, una señora me llamo por teléfono y me ofreció un departamento a buen precio. No tardé en mudarme, feliz de mi buena suerte. La propietaria me había dejado una botella de vino en la mesa; un gesto hospitalario. Invite a Nancy, Francisco y Ana a brindar, todos detectives policiales, como yo. -Emilio, te voy a hacer un origami para que tengas el primer adorno…-dijo Nancy, fanática de ese arte oriental. -Yo no sé hacer origami, pero te traje queso- aclaró Francisco. Ana, siempre parca, se limitó a estudiar la etiqueta y me dijo: -Bodegas Calván. Me suena… Poco sé de vinos y bodegas, y sus palabras nada me dijeron. Lo descorché y,...

Leer más