El mundo en la barbilla

El mundo en la barbilla

Lee atentamente el siguiente relato:         El mundo en la barbilla    Los carteles del cine y de la pista de baile no eran los únicos que, desde las paredes y los árboles de Olleros, reclamaban cada poco la atención de los vecinos. De vez en cuando, también, recalaba en el pueblo algún circo ambulante e, incluso, alguna troupe de titiriteros de carácter familiar y reparto muy exiguo (recuerdo una, en concreto, en la que el hombre que vendía las entradas a la puerta hacía luego tres papeles en la obra: de león, de demonio y de fraile, e incluso dirigía el sorteo de una rifa, disfrazado todavía de león, en el descanso) que, durante dos o tres días, instalaban sus carpas y furgones en la plaza y llenaban las calles del pueblo de carteles de propaganda. Solía...

Leer más

El matadero de Esteban Echeverría

El matadero de Esteban Echeverría

Alegoría política de la argentina del 1800.         Preguntas de comprensión y análisis del cuento “El matadero” de Esteban Echeverría. 1. Lugar, tiempo y personajes del relato. 2. ¿En qué época del año se ubica la acción y por qué da lugar a la crítica de la iglesia? 3. ¿Qué es lo qué, en realidad, se le critica a la iglesia? 4. Al hablar de Unitarios y Federales ¿De qué lado está la iglesia? 5. ¿Quién es el Restaurador? 6. ¿Por qué no llega ganado vacuno al matadero? 7. A- ¿A qué objeto está reemplazando la expresión: “nutritivo caldo”? A- ¿Qué recurso del humor está presente en dicha expresión? 8. ¿A quiénes se culpa de lo que está pasando? Transcribe expresiones. 9. ¿Qué quiere decir la frase: “El caso es reducir al hombre a una máquina cuyo móvil principal...

Leer más

El collar

El collar

Lee atentamente el siguiente relato:       El collar de Guy de Maupassant Era una de esas hermosas y encantadoras criaturas nacidas como por un error del destino en una familia de empleados. Carecía de dote, y no tenía esperanzas de cambiar de posición; no disponía de ningún medio para ser conocida, comprendida, querida, para encontrar un esposo rico y distinguido; y aceptó entonces casarse con un modesto empleado del Ministerio de Instrucción Pública. No pudiendo adornarse, fue sencilla, pero desgraciada, como una mujer obligada por la suerte a vivir en una esfera inferior a la que le corresponde; porque las mujeres no tienen casta ni raza, pues su belleza, su atractivo y su encanto les sirven de ejecutoria y de familia. Su nativa firmeza, su instinto de...

Leer más