El rótulo

El rótulo

Lee atentamente el siguiente texto:         EL RÓTULO Pfeiffer, Rubin -Señor Sardena- dijo el joven al propietario de una pescadería, -me llamo Arenque. Soy pintor de rótulos y veo que Ud. no tiene letrero como los otros tenderos. Mire Ud., por favor, el rótulo de su vecino, el sastre: -Sastrería. Confeccionamos vestidos a medida. O el zapatero: -Zapatería. Remendamos zapatos mientras que Ud. está esperando. O el del carnicero: -Carnicería. Nuestra carne está refrigerada. Y el del empresario de pompas fúnebres: -Funeraria. Nuestros clientes nunca se quejan. -Permítame, señor, hacerle también uno de estos rótulos magníficos: -Pescadería. Aquí se vende pescado fresco. -No necesito letrero, señor Arenque. Sobre todo no necesito...

Leer Más

Prosas de mareo

Prosas de mareo

Realiza las siguientes actividades:         Antes de leer el cuento: Conociendo nada más que su título: “Prosas de mareo”, ¿de qué se tratará el cuento? Explica brevemente con tus palabras las respuestas. Ahora, lee el cuento: Prosas de mareo Autor: Macedonio Fernández Qué extraño me pareció que yo, Luciano, que era desde quince días el mucamo de faenas varias pero la más activa la de acudir a atender o a abrir la puerta a quien llamara, al volver esta noche de domingo de mi primer salida quincenal de la casa, de la que como digo era el mucamo porteril, retornando de la alegre comida con la familia de mis parientes, siempre abundante, cordial, animada y de buen vino, cosechado en la casa, sin adulteraciones que por esto nunca...

Leer Más

Niños sabios

Niños sabios

Lee el texto que está a continuación y luego contesta las preguntas:  NIÑOS SABIOS Los domingos se reúnen los campesinos en la cantina para tomar algo y charlar con sus amigos. Se divierten mucho de esta manera. A veces discuten asuntos serios, pero por lo general, prefieren contar experiencias cómicas para reírse. –Mi hija menor, Alicia– dice Sebastián a sus compañeros, –es una chica que comprende bien la aritmética y la lógica. Ayer, por ejemplo, su hermana mayor, Flora, le preguntó cuántos años tiene y ella dijo: “Cinco años”. “¿Y el año pasado?” “Cuatro años”. “Como cuatro y cinco hacen nueve, tú tienes nueve años” dijo Flora. –No es fácil engañar a Alicia. Inmediatamente ella preguntó a su hermana mayor:...

Leer Más