La manzana de La Discordia

La manzana de La Discordia

Lee atentamente el siguiente relato:         La manzana de La Discordia Cuando Peleo y Tetis se casaron enviaron invitaciones a la fiesta para todos los dioses y como no querían tener problemas en un día tan especial, decidieron que lo mejor sería no invitar a Eris, conocida como La Discordia. Eris se enojó tanto que se apareció en el banquete de bodas de todos modos. Furiosa se dirigió a la mesa donde se encontraban las diosas más hermosas: Hera, Atenea y Afrodita y arrojó una enorme manzana con una inscripción tallada que decía: “Para la más Hermosa”. Hera dijo: Debe ser para mí. Pero al instante, Atenea y Afrodita también reclamaron la manzana y pusieron a Zeus como árbitro. Zeus, no quería tomar parte por ninguna...

Leer Más

El mito de Dionisos + Teoría sobre Mito y Secuencia Narrativa

El mito de Dionisos + Teoría sobre Mito y Secuencia Narrativa

Lee atentamente la siguiente teoría:         Desde la más remota antigüedad, el ser humano intentó explicar los hechos que no comprendía y, de esa manera, calmar los miedos que les producían el trueno, el rayo y otros fenómenos naturales; así como intentar una explicación al origen del hombre y del universo y las relaciones entre el hombre y lo divino. Cuando el poeta griego Homero escribe La Ilíada y La Odisea (siglo IX a.C.) narra el origen mítico de dioses y semidioses de su patria. Esos relatos fabulosos, generalmente de carácter sagrado, y transmitidos de padres a hijos; constituyen los mitos. Dice el escritor Anderson Imbert: “El mito está entre la religión y la ficción. Tiene la forma de una pregunta y una respuesta. El...

Leer Más

El mito de Aracne

El mito de Aracne

A continuación, lee atentamente el siguiente relato:       El mito de Aracne Aracne era una de las mejores tejedoras de toda Grecia, sus bordados eran tan maravillosos que la gente comentaba que sus habilidades le habían sido concedidas por Atenea, diosa de la sabiduría y patrona de los artesanos. Pero Aracne tenía un gran defecto, era una muchacha muy vanidosa y decía, continuamente, que ella era la mejor tejedora. Un día, la orgullosa Aracne, no puedo aguantar más los comentarios de sus vecinos y llegó a compararse con Atenea. Se paseaba el día lanzado desafíos a la diosa e invitándola a participar en un concurso para ver cuál de las dos tejía mejor. La diosa Atenea quiso darle una lección a Aracne y bajó desde el Olimpo a la Tierra...

Leer Más