Hero y Leandro

Hero y Leandro

Lee atentamente el siguiente relato:         Hero y Leandro Hero era una hermosa sacerdotisa de Afrodita, que vivía en una torre en Sestos, en el extremo del Helesponto. Cierto día ocupándose de unas tareas, vio al bello Leandro, que humildemente había llevado sus ofrendas al recinto sagrado. A partir de ese momento su corazón solo latía por él, éste que también había sido cautivado por la belleza de la joven le confesó su amor con la alegría de saber que era correspondido por Hero. Los padres de los jóvenes se opusieron rotundamente al casamiento y sembraron el camino de dificultades. Finalmente, un día advirtieron muy seriamente a sus respectivos hijos que sus visitas debían terminar para siempre. Pero había surgido un amor tan grande y puro en ellos que...

Leer más

Los doce trabajos de Hércules

Los doce trabajos de Hércules

Lee atentamente el siguiente relato:         Los doce trabajos de Hércules Hércules fue un héroe tebano hijo de Zeus y de Alcmena, mujer del general Anfitrión. Para engendrarlo, puesto que Zeus deseaba fervientemente que su madre fuera Alcmena, se convirtió en la figura de su marido y se unió a ella en su lecho la misma noche que Anfitrión volvía de una gran pelea.  Hera, la mujer de Zeus, realmente convencida de dar muerte al hijo de su infiel marido, y mucho más enfurecida por el hecho de que Zeus se jactara de su hazaña entre los otros dioses, envió dos grandes serpientes para que acabaran con su retoño. A pesar de que el niño era aún muy pequeño estranguló a ambas bestias. Sin embargo, su madre le abandonó temiendo la ira de Hera y el bebé fue recogido por...

Leer más

El rapto de Europa

El rapto de Europa

Lee atentamente el siguiente relato:          El rapto de Europa Europa era hija de Agenor y Telefasa, aunque a veces se dice que era hija de Fénix y por lo tanto nieta de Agenor. Europa jugaba con sus compañeras en la playa de Sidón o a veces Tiro donde reinaba su padre, cuando Zeus la divisó quedó maravillado por su belleza, por lo que se prendó de ella. Como Zeus sabía que Europa podía rechazarlo si se le presentaba naturalmente, se transformó en un hermoso toro blanco que tenía cuernos parecidos a la creciente lunar, y fue a rendirse a los pies de la bellísima doncella. Primero, la joven se asustó, pero luego fue tomando confianza. Primero opta por acariciar en el lomo al maravilloso animal y decide por último montar en su espalda. Zeus que esperaba esta...

Leer más