Una historia de Ciencia-Ficción

Una historia de Ciencia-Ficción

Lee atentamente el siguiente relato:         Una historia de Ciencia-Ficción La nave espacial voló varias veces alrededor del nuevo planeta. El planeta era azul y verde. Ellos no podían ver la superficie porque había muchas nubes. La nave descendió lentamente a través de las nubes y aterrizó en medio de un bosque. Los dos astronautas se pusieron sus trajes espaciales, abrieron la puerta, bajaron cuidadosamente la escalera y empezaron a caminar sobre el planeta. La mujer miró una pequeña unidad de control en su brazo. —Todo está bien, le dijo al hombre. Podemos respirar el aire… es una mezcla de oxígeno y nitrógeno. Ambos se quitaron los cascos y respiraron profundamente. Miraron todo con cuidado. Todas las plantas y animales...

Leer Más

La futura difunta

La futura difunta

Lee atentamente el siguiente relato:         La futura difunta Richard Matheson El hombrecillo abrió la puerta y entró; afuera quedó la deslumbradora luz del sol. Aquel hombrecillo larguirucho, de aspecto simple y ralo cabello gris, rondaría los cincuenta años o poco más. Cerró la puerta sin hacer ruido y se quedó en el lóbrego vestíbulo, en espera de que los ojos se le acostumbraran al cambio de luz. Vestía un traje negro, camisa blanca y corbata negra. Su pálido rostro aparecía sin transpiración a pesar del calor. Cuando sus ojos se hubieron acostumbrado a la penumbra, se quitó el sombrero panamá y avanzó por el pasillo hasta el despacho: sus zapatos negros no hicieron ruido alguno al pisar sobre la alfombra. El empleado de...

Leer Más

Los regresos

Los regresos

Lee atentamente el siguiente relato:         Los regresos Raúl Dorra -1- A esta hora estaríamos en el puente. Seguro estaríamos. Ya lo veo al Mario tirado de espaldas, como está ahora, pero al lado del río. Respirando fuerte. Descansando un rato. Yo le enseñaría el lugar donde nos bañábamos siendo muchachos, porque él seguro ya no lo reconocería. -Allá al frente, donde está esa peñita. Había un remanso que la tapaba. Cada año el río viene más bajo. Pura piedra, ahora. Descansaríamos un rato y después subiríamos buscando el camino grande. Seguro pasaría algún camión; más hoy, que la gente quiere salir del pueblo y festejar en el campo. Seguro pasarían varios. Viajaríamos atrás, con los pies colgando. Yo lo sostendría...

Leer Más