Verde esmeralda

Verde esmeralda

Lee atentamente el siguiente relato:         Verde esmeralda Rogelio Flores La puerta al final del pasillo era de roble. Tenía una ventana traslucida, y al interior, una pequeña persiana que era cerrada en su totalidad cuando el propietario del despacho debía ausentarse, lo que por cierto, era el pan de cada día. Su trabajo así lo demandaba. A veces transcurrían jornadas enteras en las que no se encontraba a nadie que atendiera el negocio, por lo menos, no en horas laborales. El lugar era habitado más bien en la noche. Su dueño, David Manzini, italoamericano de Brooklyn recién avecindado en Los Ángeles, había intentado tener una secretaria para que contestara las llamadas o para que recibiera a los posibles interesados en sus...

Leer Más

Cuento Maravilloso – La ondina

Cuento Maravilloso – La ondina

Leer atentamente la siguiente teoría:         El cuento Maravilloso ¿Qué es el cuento Maravilloso? Los cuentos maravillosos son narraciones que incluyen hechos y seres sobrenaturales. Los sucesos que ocurren en estos cuentos no pueden explicarse a partir de la lógica de la razón, pero el lector los acepta porque sabe que suceden en el mundo de la fantasía. ¿Qué características poseen los cuentos Maravillosos? Los cuentos maravillosos tienen otras características muy definidas: a) Utilizan fórmulas de apertura (Había una vez…) y de cierre (Fueron felices y comieron perdices). b) Son narraciones que incluyen hechos y seres sobrenaturales o mágicos. Se destaca la presencia de: • Personajes sobrenaturales, como los ogros. •...

Leer Más

Espantos de agosto

Espantos de agosto

Lee atentamente el siguiente relato:         Espantos de agosto Gabriel García Márquez Llegamos a Arezzo un poco antes del medio día, y perdimos más de dos horas buscando el castillo renacentista que el escritor venezolano Miguel Otero Silva había comprado en aquel recodo idílico de la campiña toscana. Era un domingo de principios de agosto, ardiente y bullicioso, y no era fácil encontrar a alguien que supiera algo en las calles abarrotadas de turistas. Al cabo de muchas tentativas inútiles volvimos al automóvil, abandonamos la ciudad por un sendero de cipreses sin indicaciones viales, y una vieja pastora de gansos nos indicó con precisión dónde estaba el castillo. Antes de despedirse nos preguntó si pensábamos dormir allí, y le...

Leer Más