El verdadero valor del anillo

El verdadero valor del anillo

Leé atentamente el siguiente texto:   El verdadero valor del anillo Un joven concurrió a un sabio en busca de ayuda. – Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar maestro? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más? El maestro, sin mirarlo, le dijo: – ¡Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mis propios problemas! Quizás después… Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar. – E… encantado, maestro -titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades...

Leer Más

Lupertius se enoja todos los jueves

Lupertius se enoja todos los jueves

Lee con atención el texto que sigue y realiza las actividades a continuación:         Lupertius se enoja todos los jueves Ema Wolf El señor Lupertius vivía en Bánfield. Era un hombre tranquilo y de buen carácter, muy cortés con sus vecinos. Pero los jueves se enojaba muchísimo. Cuando le preguntaban por qué se enojaba los jueves siempre contestaba lo mismo: –          Porque el gato de mi prima Elvira, tiene pesadillas. –          ¿Y dónde vive su prima Elvira? –lo interrogaban. –          En Don Torcuato. La historia era esta: Todos los miércoles a la noche la prima del señor Lupertius miraba la película de terror que daban por la tv. Su gato insistía en verla también él, pero...

Leer Más

Un hombre, sus animales y el cielo

Un hombre, sus animales y el cielo

Lee atentamente el siguiente relato: …………………………………… Un Hombre,  su caballo y su perro, iban  por  una carretera.  Cuando pasaban cerca de un árbol enorme, cayó  un  rayo  y  los  tres murieron fulminados.    Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición…)    La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos.    En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.    El caminante...

Leer Más