El collar (fragmento)

El collar (fragmento)

Lee atentamente el siguiente fragmento:

 

El collar

Era una de esas lindas y deliciosas criaturas nacidas como por un error del Destino en una familia de empleados. No tenía dote, ni esperanzas de cambiar de posición; no disponía de ningún medio para ser conocida, comprendida, querida, para encontrar un esposo rico y distinguido: y consintió que la casaran con un modestoempleado del Ministerio de Instrucción Pública.

No pudiendo adornarse, fue sencilla, pero desgraciada, como una mujer obligada por la suerte a vivir en una esfera interior a la que le corresponde; porque las mujeres no tienen casta ni raza, pues su belleza, su atractivo y su encanto les sirven de ejecutoria y de familia. Sunativa firmeza, su instinto de elegancia y su flexibilidad de espíritu son para ella la única jerarquía, que iguala a las hijas del pueblo con las más grandes señoras.

Sufría constantemente, sintiéndose nacida para todas las delicadezas y todos los lujos. Sufría contemplando la pobreza de su hogar, la miseria de las paredes, sus estropeadas sillas, su fea indumentaria. Todas estas cosas, en las cuales ni siquiera habría reparado ninguna otra mujer de su casa, torturábanla y la llenaban de indignación. La vista de la muchacha bretona que le servía de criada despertaba en ella pesares desolados y delirantes ensueños. Pensaba en las antecámaras mudas, guarnecidas de tapices orientales, alumbradas por altas lámparas de bronce […]

[…]Cuando se sentaba, a las horas de comer, delante de la redonda mesa cubierta por un mantel de tres días, frente a su esposo que destapaba la sopera, diciendo con aire de satisfacción “¡Ah! ¡Qué buen caldo! ¡No hay nada para mí tan excelente como esto!”, pensaba en las comidas delicadas en los servicios de plata resplandeciente […] pensaba en los exquisitos e  inmejorables manjares ofrecidos en fuentes maravillosas […]

No poseía galas femeniles, ni una impensable joya; nada absolutamente y sólo aquello de que carecía le gustaba; […] ¡Cuánto habría dado por agradar, ser envidiada, ser atractiva y asediada! […]

(Guy de Maupassant. Bola de sebo y otros cuentos. Adaptación)

Actividades:

1. ¿Qué carencias sufría el personaje que relata el texto?
2. ¿De qué manera le afectaba?
3. ¿Cuáles creen que eran sus deseos o expectativas?
4. ¿Cuántas oraciones tiene el tercer párrafo?
5. En las siguientes oraciones indica cuáles son Unimembres y cuáles Bimembres. Fundamenta tu respuesta.

a) [Una de esas lindas y deliciosas criaturas]……….
b) [No tenía dote]………
c) [Consintió que la casaran con un modesto empleado]……….
d) [¡Qué buen caldo!]………
e) [Había servicios de plata resplandecientes]……….

6. Señalá en las siguientes oraciones: el sujeto, el predicado, núcleos y modificadores directos e indirectos.

a) [Era una linda y deliciosa criatura]

b) [La pobreza de su hogar y su fea indumentaria turbaban a la mujer]

7. Extraé los adjetivos subrayados en amarillo y completa el siguiente cuadro con ellos, ubicándolos según su clasificación.

ADJETIVO CALIFICATIVO

ADJETIVO

GENTILICIO

ADJETIVO NUMERAL

CARDINAL ORDINAL PARTITIVO MÚLTIPLO DISTRIBUTIVO
 

 

 

 

 

 

 

 

8. Extraé los adjetivos en recuadro verde y explicá su formación. Para ello separá el prefijo o sufijo, según corresponda y señala la palabra de la que derivan, y regla correspondiente.
9. Imagina una continuación para la historia y escribe el relato en relación con el título del texto, en no menos de diez renglones.