El instructivo – Definición – Actividad

El instructivo – Definición – Actividad

Síntesis de la teoría del Texto Instructivo:

 

 

 

 

Texto instructivo

En nuestra vida cotidiana es muy común que recibamos o demos instrucciones, es decir, orientaciones precisas sobre cómo hacer funcionar un aparato, preparar una comida, llegar a un lugar determinado, llenar formularios. También los reglamentos son textos instructivos. Los hay de diversos tipos como por ejemplo, participar en un juego, etc.
El objetivo de estos textos es que el lector pueda hacer lo que en ellos se indica. Por ello, para escribir un texto de este tipo hay que ponerse en el lugar del que no conoce el procedimiento, indicar todos los pasos y no cambiar su orden, explicar hasta lo más simple y usar un lenguaje preciso.
Normalmente, las indicaciones aparecen en formas de pasos. La suma de los pasos, en el orden establecido, constituye el proceso que debe realizar quien sigue las instrucciones dadas en el texto.
Con la finalidad de que las indicaciones resulten lo suficientemente claras y el receptor del texto no tenga problemas para cumplirlas, suelen incluirse ilustraciones.
La función del lenguaje predominante es la apelativa (el emisor trata de que el receptor haga algo), la trama es descriptiva y el género es el instruccional. Los verbos utilizados suelen estar en imperativo o en infinitivo, aunque también se usa la forma impersonal.

Formas verbales

En cada paso de los textos instructivos hay un verbo que indica qué hay que hacer. Esos verbos pueden aparecer de diferentes maneras:

1. Una forma es el infinitivo: “marcar”, “elegir”, “verificar”.

2. La segunda posibilidad es el modo imperativo, que se usa para mandar pero también para pedir o aconsejar. Este tiempo verbal no tiene más que el tiempo presente porque el mandato se hace en el momento en que se habla o se escribe (no se puede mandar o pedir en el pasado ni en el futuro). Además, sólo se utilizan las segundas personas ya que las órdenes y pedidos se dirigen al receptor del mensaje.
Puede estar en singular, como en “presioná” (vos), “continúe” (usted), o plural
como en “seleccionen” (ustedes).

3. Otra posibilidad es usar los verbos en la forma impersonal: “se bate”, “se cose”, “se ajusta”. También se usan otras formas verbales como “hay que”, “se debe”.

Conectores

En los textos instructivos es muy importante que las indicaciones aparezcan en el mismo orden que deben realizarse. Debido a esto, se utilizan conectores que indican qué se hace primero y qué, después o al mismo tiempo.

Por ejemplo: primero, en primer lugar, luego, después, por un lado, por otro lado, simultáneamente, al mismo tiempo, por último, finalmente, etc.

Actividad de aplicación

A continuación, lee la siguiente lista de oraciones y luego realiza las siguientes consignas:

a) Colócale un título adecuado e interesante.

b) Ordénalas y cópialas en tu carpeta de manera que puedan ser entendidas por quien las lea. (Recuerda que el orden de los pasos es fundamental en las instrucciones, ya que si se altera o se omite alguno, es probable que las cosas no salgan bien.)

• Abrir la llave.
• Enjabonarse por partes.
• Tomar una toalla.
• Meter la otra pierna.
• Desvestirse.
• Sacar una pierna de la tina.
• Enjuagarse por partes.
• Poner el tapón a la tina.
• Frotarse con la toalla hasta quedarse seco.
• Esperar a que se llene.
• Sacar la otra.
• Sentarse en el agua.
• Retirar el tapón de la tina.
• Envolverse en la toalla.
• Probar la temperatura del agua con el dedo gordo del pie.
• Pararse.
• Meter una pierna.
• Mientras se va el agua, abrir la llave para terminar de enjuagarse.

Enviar Comentario