El pibe

El pibe

Lee atentamente el siguiente relato:

 

 

 

 

El pibe
Cecilia Solá

-¡La verdad es que no sé cómo llegaste a primer año vos, si no sabés ni escribir!
Está enojado el profe, está harto de ese mocoso que se pasa la hora molestando o durmiendo en el banco, que no presta atención, que mira feo y contesta peor.
El pibe también está enojado. Hace mucho que está enojado.
Se revuelve en el banco y mira al compañero.
-¿De qué te reís vos, pelotudo, querés que te cague a trompadas, maricón de mierda? – escupe, y su mano aprieta el lápiz que se quiebra con un chasquido que resuena como un tiro.
Tiene manos grandes el pibe. Toscas, ásperas, manos que saben manejar el chicote con el que golpea al caballito que arrastra el carro con el que va a cirujear las veces que falta a la escuela, que son muchas. Manos que saben ponerse palmas arriba, atajando la cabeza para defenderse de ese mismo chicote en manos de su padre. Manos que se hacen puño con facilidad, rabia con facilidad, frente a todos los otros pibes que se cagan de risa porque es el más grande de primer año y no sabe escribir.
-¡Suficiente, a mí no me faltas al respeto, salí de mi clase, andá a hablar con la directora, voy a pedir una suspensión! ¡Y agradecé que sos mi alumno y no mi hijo, que si no enseguida te enseñaba respeto!
El pibe se levanta y vuelca la silla, agarra sus cosas, sus pocas cosas y sale. No va a la dirección, se manda a mudar, no se va a quedar, si se queda sabe que lo van a echar igual.
El pibe tiene una mamá que no se anima a defenderlo del chicote, un hermano mayor que ya se fue, una hermanita más chica que llora mucho y casi no habla y un papá que no llora nunca y pega fuerte.
El pibe tampoco llora. Al menos no con lágrimas. El pibe pega. Al caballito de su carro, a los otros pibes de la escuela que murmuran sobre sus zapatillas demasiado grandes y su remera demasiado chica, Y pega en la calle cuando sale a afanar una cartera, un celular, una moto porque el cirujeo no alcanza para lo que tiene que llevar a la casa y el chicote está siempre listo para caerle sobre el lomo. Y también se pega a sí mismo cuando “bolsea” y por un rato la vida, la mierda vida, no le pega a él, o si le pega no le duele.
Y un día el pibe se pega por última vez. Se pega un tiro con la tumbera que armó él mismo con unos caños y unos clavos que encontró en la basura, porque nadie creería las cosas que se encuentran ahí.
Antes, con el lápiz roto y sus letras como palotes escribe:
“Ya me voy, no los voy a molestar más”
El pibe tenía 15 años, esto no lo inventé ni me lo contaron. Lo viví, lo conocí, se llamaba Marcos, se suicidó un 16 de Junio, Día del Padre, fue mi alumno. Y yo también le fallé.
¿Para qué se molestan en bajar la edad en que los podemos encerrar si empezamos a matarlos desde que nacen?

Glosario:

Cirujear: buscar en la basura, para sobrevivir, desperdicios u objetos que luego se puedan utilizar, consumir o vender.

Chicote: látigo hecho con un mango de madera y una tira de cuero, generalmente trenzada, que se emplea para azuzar a los animales, especialmente al caballo en su marcha.

Tumbera: arma de fabricación casera, similar a las hechas en la cárcel (Cárcel = Tumba).

Bolsea: en la jerga “esnifar” o “bolsear”, consiste en inhalar pegamento desde una bolsa plástica, papel o globo.

Actividades

1. ¿Cómo trataban las personas a Marcos?
2. ¿De qué forma expresaba su frustración Marcos? ¿Hubo alguien que trató de ayudarlo o comprenderlo? ¿Por qué?
3. Crees que el final que tuvo Marcos fue el mejor, ¿por qué?
4. De haber sido Marcos tu compañero, ¿hubieras tratado de acercarte a él y conocerlo más? ¿Lo hacés con tus compañeros?
5. ¿Qué impacto tienen los dos últimos párrafos en el lector?
6. De los siguientes temas, cuál crees que se adecua más a este texto:

a) El enojo.
b) La desidia.
c) El abandono.
d) Padre o madre ausente.
e) La pobreza.
f) La ignorancia.
g) La violencia.
h) El desinterés de la sociedad hacia los más desvalidos.
i) Los niños ignorados.
j) La mala educación de los padres.
k) Los maestros sin vocación.
l) La desesperanza.
m) La mala educación de los chicos.
n) Un sistema educativo erróneo.
o) Ninguno de los anteriores, para mí el tema es ……………………………

7. ¿Cuántas tesis sostiene la autora en el texto? ¿Cuál crees que es la principal? ¿Qué argumentos da para sostenerla?
8. Relee lo siguientes frases y luego contesta:

“…con el lápiz roto y sus letras como palotes escribe: “Ya me voy, no los voy a molestar más””

a) ¿Por qué piensas que Marcos cree que molesta a los demás?
b) ¿Te parece que era realmente así?

“Y yo también le fallé.”

a) ¿En qué le falló?
b) ¿Solamente le falló ella?

“¿Para qué se molestan en bajar la edad en que los podemos encerrar si empezamos a matarlos desde que nacen?”

a) ¿Estás de acuerdo con ella? ¿Por qué?
b) ¿Qué crees que se podría hacer para ayudar a estos chicos que sufren en silencio?
c) Según tu opinión, ¿quién debería hacerse cargo de ellos?

4 Comentarios

  1. ceilia solá
    Nov 30, 2017

    Queridxs migxs, antes que nada, agradecer que hayan elegido El Pibe para hacer el hermoso trabajo de análisis, es un relato que atesoro, ya que lo escribí en memoria de un alumno que ya no está. Lo segundo, contarles que con gran sorpresa, hoy Facebook me informa que he sido bloqueada por 24 horas ya que consideran que este relato infringe las reglas del esa red social. O alguien tiene pésima comprensión lectora, o muy mala leche. Los abrazo fuertee, gracias otra vez

  2. JyE
    Dic 4, 2017

    Gracias por tus palabras Cecilia, nos sorprende gratamente que nos hayas visitado. Nos tomamos el atrevimiento de publicar tu escrito porque nos llegó al alma ya que nosotros también somos docentes y hemos vivido situaciones similares. Besos, abrazos y felicitaciones por tu don para escribir.

  3. Tatiana
    Dic 7, 2017

    Llegué acá por una publicación de alguien que contaba que Facebook le bloqueó la cuenta a quienes compartieron esta historia. El primer enlace que te aparece en Google es de Facebook, y está bloqueado.
    La maravilla de la censura… Es el faro que ilumina los mayores tesoros para quienes saben que el fascismo jamás se equivoca cuando censura. La derecha sigue siendo la mejor maestra.
    En cuanto al texto quería felicitar a la autora. Está escrito de una manera EXQUISITA. Bien merece todos calificativos que se puedan aplicar a las mejores obras de arte. ¡Con lo difícil que es hacer un giro final en un texto tan corto!
    Lo guardo en mis notas y atesoraré como se merece.
    GRACIAS.

  4. Mariana
    Mar 2, 2018

    Muy bueno, muy triste. Voy a llevarlo al aula, muchas gracias.

Enviar Comentario