PAHICAPLAPA

PAHICAPLAPA

Lee atentamente el siguiente relato:

 

 

 

 

“PAHICAPLAPA (Instrucciones para construir un barrilete)”
Esteban Valentino

Contrariamente a lo que se piensa, cuando se quiere armar un barrilete lo primero que hay que conseguir no es ni caña, ni papel, ni hilo, ni plasticota. No señor. Eso vendrá después, una vez que se haya conseguido lo principal. Resumiendo: antes que nada, para armar un barrilete hay que conseguir un hijo.
Eso puede ser un poco problemático si se tienen entre seis y quince años. Pero no hay que desesperarse. Para estos casos se recomienda cambiar al hijo por un papá. No es lo mismo, pero si no se es demasiado exigente y el papá es más o menos regular, puede que el barrilete llegue a volar. Teniendo a mano todos los elementos necesarios (el papel, el hilo, la caña, la plasticota y el papá) viene la segunda parte, que suele denominarse: “Convencimiento del Elemento Principal – Papá, para que deje lo que está haciendo y se ponga a hacer el barrilete”. Si esta etapa no se cumple bien, las demás no podrán llevarse a cabo. El mejor momento para conseguir el éxito es el fin de semana, cuando el Elemento Principal – Papá (al que a partir de ahora llamaremos ELEPRIPA, para simplificar) tiene más tiempo para dedicarle al ser que Quiere un Barrilete – Hijo (al que denominaremos SEQUIBARRHIJ).
Éste Es un momento fundamental en la construcción de un barrilete (al que nos referiremos a partir de ahora como PAHICAPLAPA –o sea, papel, hilo, caña, plasticota y papá– para simplificar, claro). Es el momento en que el SEQUIBARRHIJ debe poner en juego toda su astucia para que el ELEPRIPA no se le vaya por las ramas o, lo que es peor aún, no se le vaya a la cancha.
Una vez que se ha logrado que el ELEPRIPA prometa fabricar un PAHICAPLAPA, EL SEQUIBARRHIJ debe conseguir los Elementos Secundarios (a los que llamaremos Elementos Secundarios para no hacernos más líos) porque ya se sabe que los ELEPRIPA no pueden hacer nada solos.
La cuarta parte consiste en que el SEQUIBARRHIJ y el ELEPRIPA se pongan a hacer el PAHICAPLAPA.
Muy importante: El SEQUIBARRHIJ evitará en todo momento mencionar las técnicas correctas para hacer un PAHICAPLAPA y dejará que el ELEPRIPA decida, aunque a veces agarre para el lado de los tomates. Hay que recordar que el ELEPRIPA fue un SEQUIBARRHIJ hace no mucho tiempo y querrá poner en práctica lo que aprendió en esos días.
Cuando el PAHICAPLAPA esté terminado todo será cuestión de esperar un día de viento para remontarlo, pero esto es una tarea tan complicada que exige otra serie de instrucciones. Por otra parte, el éxito en el aire del PAHICAPLAPA es secundario. Será hermoso que vuele. Pero si se viene abajo en cuanto alcanza los dos metros de altura no habrá que desanimarse. Siempre se podrá hacer otro PAHICAPLAPA. Siempre.
Sólo hará falta que, en algún lugar del mundo, quieran estar juntos, divirtiéndose, un ELEPRIPA y un SEQUIBARRHIJ.

Actividades

1. Según el autor:

a) ¿Cuántos y cuáles son los pasos a seguir para fabricar un barrilete?
b) Que el barrilete remonte vuelo, ¿es realmente importante? ¿Por qué?
c) ¿Dónde está lo hermoso de fabricar un PAHICAPLAPA? ¿Estás de acuerdo con él?

2. ¿Cuál es el elemento más importante para armar un PAHICAPLAPA? ¿Por qué? De no conseguir uno, ¿puede reemplazarse?

3. Según tu opinión, ¿cuál es el tema del texto?

a) Aprender a hacer un barrilete.
b) Una excusa para que padres e hijos compartan un buen momento.
c) Demostrar que hacer un barrilete es difícil.
d) El amor entre un padre y un hijo.
e) Aprender a remontar un barrilete.
f) La importancia de compartir actividades entre padres e hijos.
g) Ninguna de las anteriores, para mí el tema es …………………………………. porque …………..………….

4. A continuación, intenta hacer las instrucciones para remontar un PAHICAPLAPA con éxito.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.