Cuento Policial

Implacablemente suyo

Implacablemente suyo

Lee atentamente el siguiente texto:   Implacablemente suyo Luciano Sívori Estimado Dr. Álvarez: Su prolongado silencio ha disparado un estado de alarma en mí, un perspicaz sentido de la realidad que me rodea y –si se me permite agregar– la íntima certeza de que...

Hablaba y hablaba…

Hablaba y hablaba…

Lee el siguiente relato atentamente:   "Hablaba y hablaba..." Max Aub Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar....

Error fatal

Error fatal

Lee atentamente el siguiente relato:   Error fatal Fredric Brown El señor Walter Baxter fue durante mucho tiempo un ávido lector de historias de crímenes y detectives, así es que, cuando decidió asesinar a su tío, sabía que no debería cometer un solo error. Y...

La pieza ausente

La pieza ausente

Lee atentamente el siguiente relato:   La pieza ausente de Pablo de Santis Comencé a coleccionar rompecabezas cuando tenía quince años. Hoy no hay nadie en esta ciudad ‑dicen‑ más hábil que yo para armar esos juegos que exigen paciencia y obsesión. Cuando leí en...

El enigma

El enigma

Lee atentamente el siguiente relato:   El enigma Sivina Ocampo Fabio, un compañero de colegio, solía venir a casa a estudiar piano después de sus horas de trabajo. En su casa, no había piano, ni dinero para comprarlo, ni lugar para ponerlo si lo hubieran...

La pesquisa de Don Frutos

La pesquisa de Don Frutos

Lee atentamente el siguiente cuento:   La pesquisa de don Frutos Velmiro Ayala Gauna Don Frutos Gómez, el comisario de Capibara-Cué, entró a su desmantelada oficina haciendo sonar las espuelas, saludó cordialmente a sus subalternos y se acomodó en una vieja silla...

Cuento Policial

Cuento Policial

Lee el siguiente cuento y luego resuelve las consignas:   Cuento Policial Marco Denevi Rumbo a la tienda donde trabajaba como vendedor, un joven pasaba todos los días por delante de una casa en cuyo balcón una mujer bellísima leía un libro. La mujer jamás le...

Una coartada a prueba de bomba

Una coartada a prueba de bomba

Lee atentamente el siguiente relato:   Una coartada a prueba de bomba Giorgio Scerbanenco La esposa, con un velo blanco, algunos granos de arroz aún esparcidos entre los pliegues, acabó también ella en el cuartelillo de la policía, con el rostro pálido, sin...