Cuento Realista

Sueños carcomidos

Sueños carcomidos

Lee atentamente el siguiente relato:   Sueños carcomidos Isaac Soto El niño tenía los pies sucios, la cara sucia y el alma sucia. Todos se preguntaban el porqué no se lavaba la cara si trabajaba llevando el agua todos los días, pero él nunca se atrevía a mirarlos...

Facundo

Facundo

Lee atentamente el siguiente relato:   Facundo Güiraldes, Ricardo Traspuestas las penurias del viaje cayó al campamento una noche de invierno agudo. Era un inconsciente de veinte años, proyecto tal vez de caudillo; impetuoso, sin temores e insolente ante toda...

El pozo

El pozo

Lee atentamente el siguiente relato:   El pozo Ricardo Güiraldes Sobre el brocal desdentado del viejo pozo, una cruz de palo roída por la carcoma miraba en el fondo su imagen simple. Toda una historia trágica. Hacía mucho tiempo, cuando fue recién herida la...

Malturian

Malturian

Lee atentamente el siguiente relato:   Malturian Pablo de Santis En 1912 visitó la ciudad por primera vez el célebre mago Malturian. Se hospedó en el hotel Ancona, en la Avenida de Mayo, y comenzó a dar funciones los viernes y los sábados a la tarde en el teatro...

El Hombre, el perro y los caranchos

El Hombre, el perro y los caranchos

Lee atentamente el siguiente relato:   El Hombre, el perro y los caranchos Walter Dardo Bohmer Aunque quería acostumbrarse no podía, eran los ojos, había tenido desde chico miedo a los ojos muertos. Se hundía en ellos, creía que un brazo de humo negro podría...

Día domingo

Día domingo

Lee atentamente el siguiente relato:   Día domingo Vargas Llosa, Mario Contuvo un instante la respiración, clavó las uñas en la palma de sus manos y dijo, muy rápido: "Estoy enamorado de ti". Vio que ella enrojecía bruscamente, como si alguien hubiera golpeado...

Relato de un náufrago (Fragmento)

Relato de un náufrago (Fragmento)

Lee atentamente el siguiente relato:   Relato de un náufrago García Márquez, Gabriel Agité la camisa desesperadamente, durante cinco minutos por lo menos. Pero pronto me di cuenta de que me había equivocado: el avión no venía hacia la balsa. Cuando vi crecer el...