Comprensión

El ayuno

El ayuno

Lee atentamente el siguiente relato: El ayuno Émile Zola I Cuando el vicario subió al púlpito con su amplio sobrepelliz de blancura angelical, la pequeña baronesa estaba beatíficamente sentada en su sitio habitual, cerca de una salida de calor, delante de la capilla...

A las puertas del Olimpo

A las puertas del Olimpo

Lee atentamente el siguiente relato:   A las puertas del Olimpo Versión de Beatriz Fernández y Alicia Stacco Para los griegos las cosas empezaron así... Al principio, todo estaba revuelto: el agua no corría, las tierras no eran sólidas, en fin, reinaba Caos (que...

Riqueza y pobreza

Riqueza y pobreza

Lee atentamente el siguiente relato:   Riqueza y pobreza Un día, un padre de familia rica y muy acomodada, llevó a su hijo de viaje al campo, con el firme propósito de que el joven valorara lo afortunado que era de poder gozar de tal posición, y se sintiera...

Soledad

Soledad

Lee atentamente el siguiente relato:   Soledad Pedro de Miguel    Le fui a quitar el hilo rojo que tenía sobre el hombro, como una culebrita. Sonrió y puso la mano para recogerlo de la mía. Muchas gracias, me dijo, muy amable, de dónde es usted. Y comenzamos una...

Lotro día

Lotro día

Le atenmente lesijiente testo:   Lotro día Lotro día hestaba pensando que siuno escriviera noimportacómo ycaduno Komo sele antojara, o antogase, másmerefiero en un poregemplo no pelar lortografía, yque, enúnporegemplo, ponerse un asento donde no ba, o faltarle...

El leve Pedro

El leve Pedro

Lee atentamente el siguiente relato: El leve Pedro Enrique Anderson Imbert Durante dos meses se asomó a la muerte. El médico murmuraba que la enfermedad de Pedro era nueva, que no había forma de tratarle y que él no sabía que hacer… Por suerte el enfermo solito, se...