Cuento Policial

En defensa propia

En defensa propia

Lee atentamente el siguiente relato:   En defensa propia Rodolfo Walsh - "Yo, a lo último, no servía para comisario" - dijo Laurenzi, tomando el café que se le había enfriado -. Estaba viendo las cosas, y no quería verlas. Los problemas en que se mete la gente, y...

Los asesinos de Hemingway

Los asesinos de Hemingway

A continuación, lee la siguiente teoría:   El Cuento Policial Un cuento Policial es aquel que agrupa las narraciones breves de hechos ficticios o reales, relacionados directamente con criminales y con la justicia. En él encontramos que, por medio de la deducción...

Cordero asado

Cordero asado

Lee atentamente el siguiente relato:   Cordero asado Roald Dahl La habitación estaba limpia y acogedora, las cortinas corridas, las dos lámparas de mesa encendidas, la suya y la de la silla vacía, frente a ella. Detrás, en el aparador, dos vasos altos de whisky....

El mate frustrado

El mate frustrado

Lee atentamente el siguiente relato:   El mate frustrado Max Duplan    -Aunque usted Duplan me tome por ser un ser rutinario, le diré que no creo mucho en esos crímenes llamados psicológicos. Tampoco en los que se resuelven con el auxilio de esa rama del saber....

Las rosas de Tsu-ling

Las rosas de Tsu-ling

Lee atentamente el siguiente relato:   Las rosas de Tsu-Ling Pablo de Santis El sabio Feng, acostumbraba visitar el jardín de Tsu- Ling, quien todos los años ganaba el premio del emperador. Las rosas de Tsu- Ling tenían fama de ser las más hermosas, y sólo...

El crimen casi perfecto

El crimen casi perfecto

Lee atentamente el siguiente relato:   El crimen casi perfecto Roberto Arlt La coartada de los tres hermanos de la suicida fue verificada. Ellos no habían mentido. El mayor, Juan, permaneció desde las cinco de la tarde hasta las doce de la noche (la señora...

Con los ojos cerrados

Con los ojos cerrados

Lee atentamente el siguiente relato:   Con los ojos cerrados Emilio Calle Cuando mi situación como fugado ya se hizo insostenible decidí recurrir a una persona que, no mucho tiempo atrás, me había pedido convertirse en mi discípulo. Me refiero a ese sujeto...