Humanos en el espacio

Leé con atención el siguiente texto:

 

Enciclopedia de las Ciencias 5. Buenos Aires, Larousse, 2000 (adaptación).

Dentro de un transbordador espacial hay aire, literas para dormir, un área para comer y un retrete. Los astronautas pueden trabajar en el interior de la nave o salir para hacer algunas tareas. Por ejemplo, si deben reparar un satélite, su trabajo puede durar varias horas porque tienen que atraparlo, arreglarlo y volver a soltarlo en el espacio.

 

Aunque resulte increíble, los primeros viajeros al espacio no fueron humanos. Entre las primeras criaturas vivas en vuelos espaciales hubo perros y monos. El éxito de estos viajes llevó al espacio a los primeros seres humanos. Tanto la Unión Soviética como Estados Unidos se prepararon, desde 1961, para lanzar un hombre al espacio. El primer vuelo de 108 minutos fue del ruso Yuri Gagarin y el primer hombre que pisó la luna fue el norteamericano Neil Armstrong, en julio de 1969. En junio de 1963, una astronauta rusa fue la primera mujer que viajó al espacio, y en julio de 1975, una nave estadounidense, Apolo 18; y otra rusa, Soyuz 19, se acoplaron en el espacio por primera vez.

 

En sus salidas al exterior, el astronauta está unido a la nave para no alejarse flotando. A veces, lleva un dispositivo propulsor autónomo, que es un sistema de cohetes que le permite controlar sus movimientos y la dirección.

 

El cuerpo humano no está hecho para vivir en el espacio. Por eso, los viajeros deben llevar todo lo necesario para sobrevivir: desde alimento hasta aire para respirar; pues deben enfrentar la ingravidez del medio. Debido a que en el espacio no existe la gravedad, ni el astronauta ni los objetos tienen peso. Sin embargo, los viajeros tienen que continuar haciendo sus actividades cotidianas, como dormir, comer y trabajar, pero en estado de ingravidez; es decir, que realizan esas actividades suspendidos en el aire.

 

Toda salida al exterior requiere de un traje especial, denominado extravehicular, debido a que sólo se utiliza fuera de la nave. Su función es proteger al astronauta de la radiación y de las temperaturas extremas del espacio.

 

Los humanos en el espacio

 

Actividades

1. ¿Lograron comprender el texto? ¿Por qué?
2. ¿Es correcta la organización de la información que presenta?
3. ¿Por qué es importante organizar correctamente la información en los textos expositivos?
4. Recorta, ordena y pega el texto en tu carpeta, de manera que puede ser entendible.
5. ¿Cuál es el tema principal?
6. Agrégale un elemento paratextual que consideres útil para facilitar la comprensión del lector.
7. Marca con diferentes colores su estructura.
8. ¿Qué características puedes mencionar que hacen que este texto sea expositivo?
9. ¿Qué recursos o procedimientos pudiste reconocer? Menciónalos y extrae sus ejemplos.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *