El príncipe feliz

El príncipe feliz

TEMA: El texto expositivo. La narración ficcional y no ficcional. La descripción.         Antes de la lectura 1. ¿Qué sabes de las golondrinas? 2. Para aprender más sobre ellas, lee el texto a continuación: Las golondrinas La golondrina común es una de las aves migratorias más conocidas del mundo. Puede llegar a medir hasta 19 cm de largo. Posee un pico corto, alas fuertes y largas en proporción al cuerpo. Su cuerpo aerodinámico está adaptado para vuelos rápidos y de largo recorrido. Sus alas estrechas y su cola ahorquillada le permiten maniobrar con facilidad: puede dar rápidos giros para perseguir a su presa. El color es negro azulado brillante en la cabeza, el lomo, las alas y la cola; rojo en la frente y el cuello; y blanco amarillento en el pecho y el...

Leer más

Cinthia Scoch y el lobo

Cinthia Scoch y el lobo

Lee atentamente el siguiente relato:         Cinthia Scoch y el lobo Ricardo Mariño El lobo apareció cuando Cinthia Scoch ya había atravesado más de la mitad del Parque Lezama. -iHola! ¡Pero qué linda niña! Seguro que vas a visitar a tu abuelita -la saludó. -Sí, voy a visitarla y a llevarle esta torta porque está enferma. -¿Y si la torta está enferma para qué se la llevas? ¿Tu idea es matarla? -No, la que está enferma es mi abuela. La torta está bien. -Ah, entiendo. Entonces puedo dejarme la torta como postre. -¿Cómo? -Que me gustaría acompañarte para que no te ocurra nada malo en el camino. Por acá anda mucho elemento peligroso. ¿Cuál es tu nombre? -Cinthia Scoch. -Lindo nombre. -¿Usted cómo se llama? -Jamás me llamo. Siempre son otros los que me llaman. ¿Vamos?...

Leer más

Los dos reyes y los dos laberintos

Los dos reyes y los dos laberintos

Lee reflexivamente el siguiente texto:         Los dos reyes y los dos laberintos Jorge Luis Borges    Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró...

Leer más