Cuento Maravilloso – La ondina

Cuento Maravilloso – La ondina

Leer atentamente la siguiente teoría:         El cuento Maravilloso ¿Qué es el cuento Maravilloso? Los cuentos maravillosos son narraciones que incluyen hechos y seres sobrenaturales. Los sucesos que ocurren en estos cuentos no pueden explicarse a partir de la lógica de la razón, pero el lector los acepta porque sabe que suceden en el mundo de la fantasía. ¿Qué características poseen los cuentos Maravillosos? Los cuentos maravillosos tienen otras características muy definidas: a) Utilizan fórmulas de apertura (Había una vez…) y de cierre (Fueron felices y comieron perdices). b) Son narraciones que incluyen hechos y seres sobrenaturales o mágicos. Se destaca la presencia de: • Personajes sobrenaturales, como los ogros. •...

Leer Más

Flori, Ataúlfo y el Dragón

Flori, Ataúlfo y el Dragón

Lee atentamente el siguiente texto:         Flori, Ataúlfo y el Dragón Ema Wolf No todas las princesas son lindas, como se cree. No, señor. La princesa Floripéndula, por caso, tenía unos ojitos y unas orejas y una bocucha que… bueno. Todos los días, Floripéndula, le preguntaba a su espejo mágico: – ¿Hay alguna damisela en el reino más bella que yo? El espejo le contestaba: –Sí, dos millones trescientas mil. […] Cuando Floripéndula llegó a la edad de tener novio, su padre, el rey Tadeo, empezó a preocuparse. Le decía estas cosas a su esposa, la reina Carlota: –Me pregunto quién va a querer casarse con nuestra amada hija. No es lo que se dice una belleza. La reina Carlota no atinaba a darle una respuesta....

Leer Más

La bolsita maravillosa

La bolsita maravillosa

Lee atentamente el siguiente relato:         La bolsita maravillosa Un día, cuando yo estaba sentado en mi negocio, apareció un chino que quería venderme algunas cosas. Habló un rato y después, haciéndose el distraído, con un movimiento rápido agarró la bolsita que estaba sobre el mostrador y se fue, sin siquiera tratar de esconderla. Yo salí detrás de él, lo seguí unas cuadras y finalmente lo tomé de la ropa y le pedí que devolviera lo que me había robado. El chino no pareció ni siquiera preocuparse; dijo que yo estaba loco y trató de alejarme. Como empezamos a discutir, algunas personas se acercaron a curiosear. Me aconsejaron que fuera a ver al juez, para que éste hiciera justicia. Cuando el juez nos preguntó la razón de...

Leer Más