Un Ojito, Dos Ojitos y Tres Ojitos

Un Ojito, Dos Ojitos y Tres Ojitos

Lee atentamente el siguiente relato:         Un Ojito, Dos Ojitos y Tres Ojitos De Jacob y Wilheim Grimm (Adaptado por Mercedes Oro) Había una vez, una viuda que tenía tres hijas. La mayor se llamaba Un Ojito, porque tenía un solo ojo en medio de la frente; la segunda, se llamaba Dos Ojitos, porque tenía dos ojos, como todo el mundo; y la menor, Tres Ojitos, dos en su lugar y el tercero, en medio de la frente. Como Dos ojitos era semejante a las demás personas, su madre y sus hermanas, la detestaban. – ¡Qué niña tan vulgar! –repetían una y otra vez. Y la trataban pésimamente; le ponían vestidos horribles, le daban de comer las sobras de la mesa y la mandaban al monte sola, a pastorear a la cabra. La pobre niña estaba siempre triste y llorosa. Pero un día se...

Leer más

El príncipe feliz

El príncipe feliz

TEMA: El texto expositivo. La narración ficcional y no ficcional. La descripción.         Antes de la lectura 1. ¿Qué sabes de las golondrinas? 2. Para aprender más sobre ellas, lee el texto a continuación: Las golondrinas La golondrina común es una de las aves migratorias más conocidas del mundo. Puede llegar a medir hasta 19 cm de largo. Posee un pico corto, alas fuertes y largas en proporción al cuerpo. Su cuerpo aerodinámico está adaptado para vuelos rápidos y de largo recorrido. Sus alas estrechas y su cola ahorquillada le permiten maniobrar con facilidad: puede dar rápidos giros para perseguir a su presa. El color es negro azulado brillante en la cabeza, el lomo, las alas y la cola; rojo en la frente y el cuello; y blanco amarillento en el pecho y el...

Leer más

Cinthia Scoch y el lobo

Cinthia Scoch y el lobo

Lee atentamente el siguiente relato:         Cinthia Scoch y el lobo Ricardo Mariño El lobo apareció cuando Cinthia Scoch ya había atravesado más de la mitad del Parque Lezama. -iHola! ¡Pero qué linda niña! Seguro que vas a visitar a tu abuelita -la saludó. -Sí, voy a visitarla y a llevarle esta torta porque está enferma. -¿Y si la torta está enferma para qué se la llevas? ¿Tu idea es matarla? -No, la que está enferma es mi abuela. La torta está bien. -Ah, entiendo. Entonces puedo dejarme la torta como postre. -¿Cómo? -Que me gustaría acompañarte para que no te ocurra nada malo en el camino. Por acá anda mucho elemento peligroso. ¿Cuál es tu nombre? -Cinthia Scoch. -Lindo nombre. -¿Usted cómo se llama? -Jamás me llamo. Siempre son otros los que me llaman. ¿Vamos?...

Leer más