El matadero de Esteban Echeverría

El matadero de Esteban Echeverría

Alegoría política de la argentina del 1800.         Preguntas de comprensión y análisis del cuento “El matadero” de Esteban Echeverría. 1. Lugar, tiempo y personajes del relato. 2. ¿En qué época del año se ubica la acción y por qué da lugar a la crítica de la iglesia? 3. ¿Qué es lo qué, en realidad, se le critica a la iglesia? 4. Al hablar de Unitarios y Federales ¿De qué lado está la iglesia? 5. ¿Quién es el Restaurador? 6. ¿Por qué no llega ganado vacuno al matadero? 7. A- ¿A qué objeto está reemplazando la expresión: “nutritivo caldo”? A- ¿Qué recurso del humor está presente en dicha expresión? 8. ¿A quiénes se culpa de lo que está pasando? Transcribe expresiones. 9. ¿Qué quiere decir la frase:...

Leer Más

El collar

El collar

Lee atentamente el siguiente relato:       El collar de Guy de Maupassant Era una de esas hermosas y encantadoras criaturas nacidas como por un error del destino en una familia de empleados. Carecía de dote, y no tenía esperanzas de cambiar de posición; no disponía de ningún medio para ser conocida, comprendida, querida, para encontrar un esposo rico y distinguido; y aceptó entonces casarse con un modesto empleado del Ministerio de Instrucción Pública. No pudiendo adornarse, fue sencilla, pero desgraciada, como una mujer obligada por la suerte a vivir en una esfera inferior a la que le corresponde; porque las mujeres no tienen casta ni raza, pues su belleza, su atractivo y su encanto les sirven de ejecutoria y de familia. Su nativa firmeza,...

Leer Más

Pisotón

Pisotón

Lee atentamente el siguiente texto: Pisotón Nicolás Romano Pisotón o Pata e’Cricket lo llamaban, por esos pies enormes o quizás por esa forma suya de pisar la vida o de andarla así, a los manotones, a puro pecho y hombro, a puro todo o nada. Parece que se fueran a dormir las brasas en el medio tacho. San Juan, el estiba más antiguo, va deshilachando la historia de cuando peleó solo, con otros tres viejos, en el turbal de Ensenada, y así estuvo, meta combo, hasta perder porque se quedó dormido según cuenta. Pisotón sonríe al escuchar por décima vez aquella historia; está sentado en una bita del muelle nevado, mientras revuelve con un palito de lenga los pequeños carbones encendidos que van curando las paredes humedecidas con grapa y azúcar de un...

Leer Más