Hero y Leandro

Hero y Leandro

Lee atentamente el siguiente relato:

 

 

 

 

Hero y Leandro

Hero era una hermosa sacerdotisa de Afrodita, que vivía en una torre en Sestos, en el extremo del Helesponto. Cierto día ocupándose de unas tareas, vio al bello Leandro, que humildemente había llevado sus ofrendas al recinto sagrado. A partir de ese momento su corazón solo latía por él, éste que también había sido cautivado por la belleza de la joven le confesó su amor con la alegría de saber que era correspondido por Hero.

Los padres de los jóvenes se opusieron rotundamente al casamiento y sembraron el camino de dificultades. Finalmente, un día advirtieron muy seriamente a sus respectivos hijos que sus visitas debían terminar para siempre.

Pero había surgido un amor tan grande y puro en ellos que desobedecieron las recomendaciones de sus progenitores y lo planearon todo para seguir viéndose en secreto. Por medio de una linterna colocada en la ventana al caer la noche, Hero avisaba a Leandro que se encontraba en la orilla opuesta del estrecho, de que no había ningún peligro y el camino estaba libre para visitarla. Todos los días al ver el farol, Leandro se arrojaba ansioso al Helesponto y lo cruzaba a nado para reunirse con su queridísima Hero.

Así gozaron de su amor un tiempo, una y otra vez Leandro desafiaba la muerte en las fuertes olas del mar, animada por la recompensa de ver a su amada. Pocas horas de la noche podían permanecer juntos, por miedo a que los sorprendieran y en cuanto veía el alba Leandro volvía a su casa, pero con la esperanza de que volvería al día siguiente.

Hasta que una noche se desencadenó un fuerte vendaval, producido por Poseidón quien también estaba enamorado de Hero pero no podía tenerla, lo cual hizo apagar la lámpara por la que se guiaba Leandro. El animoso joven que se había lanzado al mar decidió volver, redobló sus esfuerzos pero las furiosas olas terminaron con su vida.

Al amanecer del día siguiente, Hero angustiada, había acudido a la playa intentando recibir noticias de su amado, cuando una enorme ola depositó a Leandro a sus pies ante el terror de la muchacha. Hero no pudo aguantar aquella pérdida, que lo era toda para ella y decidió marchar en su busca, arrojándose a las turbulentas aguas que apenas se habían amansado.

Actividades

  1. Caracteriza a Hero y a Leandro teniendo en cuenta las acciones de cada uno.
  2. ¿Qué problema se les presenta a los amantes y cómo lo resuelven?
  3. ¿Qué ocurre al final con cada uno de ellos?
  4. Una de las ideas de este mito es que “se debe jugar todo por el amor”. ¿Estás de acuerdo con esta idea? Justifica tu respuesta mediante un  breve texto.
  5. Responde:
    1. ¿Por qué puede decirse que este texto es un mito?
    2. ¿Por qué es un mito clásico? Justifica con la teoría.

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.