Las vacas no dan leche

Lee atentamente el siguiente texto:

 

Las vacas no dan leche

Un campesino acostumbraba a decirles a sus hijos cuando eran niños:
—Cuando tengan 12 años les contaré el secreto de la vida.
Cuando el más grande cumplió los 12 años, le preguntó ansiosamente a su padre cuál era el secreto de la vida.
El padre le respondió que se lo iba a decir, pero que no debía revelárselo a sus hermanos.
—El secreto de la vida es este: La vaca no da leche.
—¿Qué dices?, preguntó incrédulo el muchacho.
—Tal cual lo escuchas, hijo: La vaca no da leche, hay que ordeñarla. Tienes que levantarte a las 4 de la mañana, ir al campo, caminar por el corral lleno de excremento, atar la cola y las patas de la vaca, sentarte en el banquito, colocar el balde y hacer los movimientos adecuados.
Ese es el secreto de la vida. La vaca, la cabra, no dan leche. Las ordeñas… o no tienes leche.

 

Actividades

1. Según el padre, ¿cuál es el secreto de la vida?

__ La confianza.
__ El esfuerzo propio.
__ La perseverancia.
__ La comodidad.
__ El trabajo duro.
__ La codicia.
__ Disfrutar de la vida.
__ La pereza.
__ Valorar a los adultos.
__ Ninguno de los anteriores, para mí el secreto de la vida es …………………

2. ¿Por qué crees que el padre le pide a su hijo de doce años que no les diga el secreto a sus hermanos?
3. Lee el siguiente texto y luego contesta:

«Hay una generación que piensa que las vacas dan leche. Que las cosas son automáticas y gratis: deseo, pido, y obtengo. Piensan que las cosas son automáticas y gratuitas. No. La vida no es cuestión de desear, pedir y obtener. Las cosas que uno recibe son el esfuerzo de lo que uno hace.
La felicidad es el resultado del esfuerzo. La ausencia de esfuerzo genera frustración.
Quizás por culpa de la tecnología y en parte de nosotros los padres que queremos ahorrarles todas las dificultades que pasamos a nuestros hijos, se ha ido creando una generación que no estudia, que no lee y que no se esfuerza. Que lo espera todo sin tener que aportar y que solo vive para el placer. Cuando no logra conseguir las cosas que ansía, no busca el camino duro, sino el fácil que a la larga se convierte en el más duro.
Gracias a Dios la inmensa mayoría de nuestros hijos son buenos, pero hay que repetirles incansablemente que la vida es sacrificio y esfuerzo, no solo placer.»

a) Según tu opinión, ¿considerás que sos parte de una generación que no valora el esfuerzo y se frustra si no consigue lo que quiere? Explica.
b) Según el autor, ¿quiénes son los culpables de la cultura del menor esfuerzo?
c) Por lo general, cada generación repite o repitió en su momento estas frases: “Todo tiempo pasado fue mejor” o “La mejor generación fue la nuestra y nunca más se repetirá”, ¿te parecen acertadas estas frases? Cómo integrante de tu generación, ¿crees que algún día las citarías?

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por razones obvias, no enviamos las respuestas de las actividades.