Lee atentamente el siguiente relato:

 

De algo sirve
Jaime Castaño

Había discutido por largo rato la inutilidad de las pequeñas buenas acciones, aquellos ademanes caballerescos y cotidianos: ceder el puesto a un anciano, a una embarazada, ayudar a los niños a cruzar la calle. «El mundo está en franca decadencia», se dijo. «Con buenas acciones o sin ellas, la situación en nada se modificará».
Por puro cinismo lo puso en práctica: al apearse de la buseta tendió la mano a una señora que con severos síntomas de dificultad bajaba detrás de él. «Es tiempo perdido -se decía mientras la señora agradecida ganaba el andén-, «esto no cambiará el mundo».
No había caminado una cuadra todavía con su alegato interior, repitiéndose las palabras del pesimismo, cuando sintió con claridad cómo brotaban, en sus omoplatos, las puntas de dos alas.

A Bogotá, escéptica

Actividades

1. ¿Cuál era la tesis que sostenía el protagonista en un principio? ¿Estás de acuerdo con ella?
2. ¿Qué argumento da para sostener esa tesis?
3. ¿Por qué crees que realiza acciones que contradicen su pensamiento? Explica.
4. ¿Qué hecho tira abajo toda su teoría?
5. Según tu opinión, ¿qué representan las dos alas?
6. Este relato es fantástico, ¿por qué?

Quizás también te interese leer…

Deletrearte

Deletrearte

Lee atentamente el siguiente relato:   Deletrearte María Cristina Ramos Laura se llamaba. Cada vez que me acuerdo. En ese tiempo no había estos...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por razones obvias, no enviamos las respuestas de las actividades.